Robótica en la industria de la construcción: principales soluciones

    La robótica se define como la rama de la ingeniería que integra las ciencias de la computación con la ingeniería mecánica y eléctrica. En estos últimos años se ha expandido hacia el sector de la construcción ofreciendo soluciones innovadoras y abriendo un abanico de nuevas posibilidades. Entre los principales beneficios que ofrece a este sector, se identifican los siguientes:

    • Simplificación de los procesos.
    • Digitalización de los datos para mejorar la toma de decisiones.
    • Automatización para facilitar las tareas de gestión.

    En la actualidad, la robótica genera cientos de aplicaciones en la industria de la construcción, entre las más destacadas se encuentran:

    Construcciones prefabricadas y modulares

    La prefabricación y los sistemas modulares toman protagonismo en la industria de la construcción gracias a la simplicidad, rapidez y economía que ofrecen. Hoy día, en Estados Unidos, el 2% de las nuevas viviendas unifamiliares son prefabricadas, mientras que en Japón, estos sistemas son metodologías habituales en su modelo de trabajo.

    Cada día son más las empresas que optan por estas opciones de edificación y, en este sentido, es fundamental el aporte que ofrecen los robots, tanto en la fabricación de componentes como en el ensamblaje de piezas.

    Es necesario señalar que las soluciones más populares son las siguientes:

    • En algunas instalaciones “off-site” se automatiza la fabricación de componentes con el apoyo de robots supervisados por trabajadores. A continuación, en el proceso de ensamblaje, las maquinarias automatizan el armado de las piezas.
    • Cada vez es más común el uso de máquinas para los trabajos con ladrillos permitiendo el ahorro de tiempo y el aumento de la seguridad en las obras de construcción.
    • Las impresoras 3D son, a día de hoy, una de las principales aplicaciones de la robótica en la construcción al permitir la fabricación de materiales y estructuras.

    Movimientos de tierra

    Por la propia naturaleza de esta primera fase de la construcción, existen un mayor número de imprevistos. La mayor parte de ellos están relacionados con la seguridad de las personas.

    Para la realización de actuaciones en un terreno que permitan la puesta en marcha de una obra, es necesario invertir tanto en recursos humanos como en materiales que van a estar expuestos a riesgos desde que se prepara el terreno hasta su excavación.  

    En este sentido, los robots son clave para facilitar estas actuaciones ya que pueden aumentar la seguridad de varias formas, por ejemplo, automatizando tareas de limpieza de desechos y de movimiento de tierras o gestionando materiales de alto riesgo.  

    Pavimentación

    El recubrimiento del suelo con pavimento puede realizarse con diversos materiales y en distintos espacios. En este caso, es necesario que los recursos se adapten a las condiciones de la obra, consiguiendo un ahorro en costes y una mayor efectividad en resultados.

    Entre los usos más comunes de la robótica en esta fase,  destacan la identificación de datos a través de radares, lectura de áreas y modelado 3D. Además, existen robots diseñados específicamente para la pavimentación de caminos con los cuales se automatizan sus principales procesos.

    Gestión de proyectos y demolición

    Por último, la robótica ha generado sus propias soluciones, por ejemplo los drones o los robots de demolición. En el caso de los primeros, tienen la capacidad de gestionar proyectos y cientos de empresas lo utilizan en sus obras para diversas acciones que van desde el modelado 3D hasta la detección de espacios. En el caso de los robots, éstos  permiten un ahorro en tiempo y coste en las obras al ser capaces de desmantelar estructuras en tiempo record.

    Múltiples aplicaciones en el sector de la construcción

    Cada vez son más las entidades que apuestan por la robótica para el crecimiento del sector. De acuerdo con el informe “Robot Assistants and Structure, Finishing, and Infrastructure Robots: Global Market Analysis and Forecasts” de Tractica se prevé que para 2025 habrá 7.000 modelos de robots orientados a la industria de la construcción. Asimismo, se identifican prometedoras investigaciones, entre ellas la Asociación de Builtworlds con FMI Corporation para encontrar nuevas perspectivas de aplicación de la robótica y potenciales modelos de negocio en el sector.

    La robótica ha supuesto un cambio radical en la forma de construir, ofreciendo un nueva forma de entender este sector, y ampliando los campos de la investigación para su desarrollo tecnológico.